Cada que mires al cielo recuerda...

¡No estamos solos!